BOTOX

 

El Botox o toxina botulínica es el método más rápido y eficaz para conseguir borrar las arrugas de expresión de nuestro rostro.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO CON TOXINA BOTULÍNICA?

 

El tratamiento de botox consiste en pequeñas inyecciones en las áreas a tratar que consiguen bloquear el impulso nervioso que produce la contracción muscular. Así se crea una relajación de los músculos faciales que detienen la aparición de arrugas de expresión de forma temporal.

 

El efecto de la toxina botulínica, empieza a ser evidente entre el tercer y cuarto día del tratamiento. Hasta los primeros 15 días este efecto es progresivo, dando cada vez unos resultados más notables de un rostro más terso y sin arrugas de expresión.

Proceso y duración

Estos efectos en la piel duran aproximadamente 6 meses. Con aplicaciones repetidas, el efecto se va prolongando de forma que las arrugas son progresivamente menos notorias.

© 2012 SofiaGuerra